16 ene. 2011

EXTREMODURO

Hemos pensado que esta entrada se la queremos dedicar a un grupo muy especial: EXTREMODURO porque la poesía urbana y dura de Robe expresada mediante el “rock transgresivo” de su música nos ha hecho SENTIR durante años a diferentes generaciones.

Hay numerosos grupos que también merecerían una entrada como esta, porque sus canciones son igualmente buenas que las de este grupo, y aunque no queremos pecar de publicistas hemos querido señalar el mantenimiento de los principios y las ilusiones que han caracterizado a los diferentes colaboradores y amigos de esta banda, y en especial a su cantante, el eje en el que se ha apoyado este despliegue musical.

Uno de los integrantes de este blog estuve presente en un concierto de su última gira y afirma con convicción que las palabras no pueden definir todo lo que se siente cuando estas presente en un concierto: la calidez de la gente, el alcohol y las drogas (siempre presentes en conciertos de este tipo) que a diferencia de lo que se piensa no produjeron ningún altercado, al menos en esta ocasión, si no que ensalzaron un sentimiento colectivo de libertad, el reconocimiento cuando empiezan los primeros acordes de esa canción que ya tienes hasta rayada de tanto escucharla, y el revivir los momentos en los que esa canción se ha adecuado totalmente a las experiencias que sufrías, o ha ayudado a que te abandonaras totalmente a la música y dejaras de pensar, el sudor, los empujones, los gritos, el quedarte ronc@ después de tanto cantar, los aplausos, la pérdida de la individualidad y la integración en una masa que se mueve al compás de una guitarra... un estallido de euforia que se va apagando poco a poco y finaliza horas después de la última canción.


Debido a la emoción que se desprende de las letras y de la musica hemos pensado dejar de escribir más esta entrada y permitir daros el gustazo de sentir lo que solamente se puede sentir al escuchar música.














No hay comentarios:

Publicar un comentario